Día de la Tierra
abril 23, 2018
Feria de la Cruz en Amatitlán
mayo 4, 2018
Mostrar todo

COMUNICADO DE PRENSA

El color verde del agua del lago de Amatitlán es consecuencia de su estado hiper-eutrófico y se debe a la presencia de micro algas producto de la actividad fotosintética y altas cantidades de nutrientes. La presencia de malos olores se debe a su descomposición. La reproducción exponencial de micro algas se incrementa durante los meses de marzo a julio por las altas temperaturas, sumado al incremento de la concentración de nutrientes (nitrógeno y fósforo) derivado de contaminantes y materia orgánica como residuos fecales y aguas residuales de tipo doméstico e industrial.

 La falta de sistemas de colecta y tratamiento de aguas residuales dentro de la cuenca del lago de Amatitlán, ocasiona que el río Villalobos sea el principal colector de aguas residuales, desfogando aproximadamente 2 mil litros por segundo de aguas servidas procedentes de 2 millones de personas que habitan dentro de la cuenca, sometiendo al lago de Amatitlán a un alto grado de contaminación.

Para reducir la carga contaminante que ingresa al lago y mejorar sus condiciones, la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán –AMSA-, durante la actual administración, ha afrontado esta problemática con la rehabilitación de 7 plantas de tratamiento en diferentes puntos de la cuenca y promovido la implementación de sistemas de tratamiento de aguas residuales en industrias y comunidades. A la vez, se desarrollan planes de educación ambiental, reforestación, verificación del cumplimiento del Acuerdo Gubernativo 236-2006 en industrias dentro de la cuenca del lago de Amatitlán y actividades complementarias de fortalecimiento interinstitucional.

Comments are closed.